Nuevos Monitores NK

RAL presenta una nueva línea de productos para la clínica veterinaria.

De esta forma ampliamos nuestro catálogo y salimos del laboratorio veterinario. Este paso lo hacemos de la mano de Nihon Kohden, una empresa con la que tenemos años de experiencia y con calidad contrastada.

En el caso de su línea de monitores, tienen más de 2000 instalados en hospitales en España, por lo que también tienen la calidad a la que estamos acostumbrados con sus analizadores.

Los monitores se utilizan para controlar la situación del animal, normalmente durante intervenciones quirúrgicas.

Modelos disponibles

Ofreceremos 4 modelos distintos, con 4 y 6 canales, y ambas opciones con 10 o 12 pulgadas.
El peso es de alrededor de 4 kg.

Modelos de 4 canales:

Estos modelos utilizan los 4 parámetros básicos de los monitores:

ECG: Electrocardiograma

Respiración: Método por impedancia. La tradicional pinza que se pone en el dedo. En el caso de la veterinaria la pinza se coloca en la lengua. El parámetro medido es el SpO2.

NIBP: Presión sanguínea no invasiva. Como los medidores de presión que tenemos en casa, con un manguito. Hay diferentes diámetros disponibles.

Temperatura: Se mide mediante una sonda rectal. Hasta 2 canales disponibles

Presentan 4 curvas dinámicas en pantalla, 2 de ECG, SpO2 y respiración.
Visualización de gráficos de tendencias de hasta 120 horas de todos los parámetros.
Visualización de curva completa de las últimas 120 horas e historial de alarmas.

En la parte superior del monitor hay un indicador luminoso de las alarmas. Además de indicador sonoro. Existe la posibilidad de desconectar las alarmas.

Además incluye un indicador de arritmias por software.

Modelos de 6 canales:

Estos modelos incluyen 2 canales en los que, de forma opcional se pueden incluir sensores para 2 nuevos parámetros:

CO2: Conocido como capnografía. Permite hacer un seguimiento mucho más preciso de la respiración y detectar problemas en la intubación mucho antes que con el sensor por impedancia. Se trata de un sensor que va en la boquilla con la que se intuba al animal.
En este caso es un modelo Mainstream ya que el sensor está en la boquilla. Es el tipo más utilizado y el que tiene un tiempo de respuesta más rápido. Los modelos Sidestream tienen el sensor en el propio monitor. Se utilizan menos ya que dan más problemas y el tiempo de respuesta es más lento.

IBP: 2 conectores para presión sanguínea invasiva. Para monitorizar la presión mediante un sensor colocado en una vía. En este caso hay cables distintos según el tipo (marca) de aguja utilizada en la vía.

Ambos modelos utilizan pantalla táctil de alta resolución que se puede usar con guantes y sin ningún botón analógico.

La pantalla de alta calidad permite verla desde cualquier ángulo a diferencia de la mayoría de productos de la competencia.

El manejo es muy sencillo e intuitivo. Ofrece la posibilidad de mostrar los números en tamaño muy grande para optimizar la visualización desde la distancia. La información mostrada en pantalla es configurable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *