Nueva línea de Biología molecular para veterinaria – CREDO

Os presentamos la nueva línea de PCR (biología molecular) para veterinaria de CREDO Diagnostics.
Se trata del primer sistema de PCR automática sistema diseñado específicamente para veterinaria. Un producto innovador y único en el mercado.

Analizador y funcionamiento
El aparato incorpora 4 canales para realizar hasta 4 tests simultáneos

Tipo de muestra
El tipo de muestra varía según el kit que se vaya a utilizar. Los tipos de muestra usados son Sangre total, Heces y Secreciones Nasales, Oculares y Orales

Tests disponibles

Parvovirus canino
Coronavirus canino
Ehrlichia canis
Adenovirus canino
Distemper virus canino 
Anaplasma platys
Babesia canis
Babesia gibsoni
Influenza canina
Panel de enfermedades transmitidas por garrapatas
Babesia canis, Babesia gibsoni, Ehrlichia canis, Anaplasma platys
Panel Babesiosis canina
Babesia canis, Babesia gibsoni
Panel Respiratorio Infeccioso canino
Adenovirus canino, Distemper virus canino
Panel Ehrlichiosis canina
Ehrlichia canis, Anaplasma platys


Mycoplasma Haemofelis (MhF)
Candidatus mycoplasma haemominutum (CMhm)
Parvovirus felino
Calicivirus felino
Chlamydophila felis
Virus Herpes felino
Panel Haemobartonelosis felina
M. haemofelis, Candidatus mycoplasma haemominutum
Panel Respiratorio felino
Virus Herpes felino, Calicivirus felino, Chlamydophila Felis

¿Qué es la PCR?
La reacción en cadena de la polimerasa, conocida como PCR por sus siglas en inglés (polymerase chain reaction), es una técnica de la biología molecular desarrollada en 1986 por Kary Mullis. Su objetivo es obtener un gran número de copias de un fragmento de ADN particular, partiendo de un mínimo; en teoría basta partir de una única copia de ese fragmento original, o molde.
Esta técnica sirve para amplificar un fragmento de ADN; su utilidad es que tras la amplificación resulta mucho más fácil identificar con una muy alta probabilidad, virus o bacterias causantes de una enfermedad. Estos usos derivados de la amplificación han hecho que se convierta en una técnica muy extendida.
Esta técnica se fundamenta en la propiedad natural de los ADN polimerasas para replicar hebras de ADN, para lo cual se emplean ciclos de altas y bajas temperaturas alternadas para separar las hebras de ADN recién formadas entre sí tras cada fase de replicación y, a continuación, dejar que las hebras de ADN vuelvan a unirse para poder duplicarlas nuevamente.
Una vez se han obtenido múltiples copias del ADN original es fácil detectar la presencia de este. Por lo tanto la PCR nos permite detectar presencia de ADN (presente en los virus y bacterias que buscamos) con una gran sensibilidad y especificidad